Blog

MUNDO EXTREME

28.11.2013 13:44

MUNDO EXTREME

Pasan cinco minutos de las diez y entro a ver la exposición de estos artistas discapacitados intelectuales sin saber nada de lo que me voy a encontrar, sin ninguna idea preconcebida de lo que voy a ver, ni de lo que voy a experimentar. Como cabe suponer, a estas horas tan tempranas,  la sala está vacía. Me encuentro solo.

Paso despacio de obra en obra. Hay de todo, muchos dibujos, pinturas, renglones torcidos en cuadernos que nos hablan de sueños, de ilusiones, de fantasías, de preocupaciones o incluso de obsesiones. A medida que observo pienso más en los/as artistas que en las obras. ¿Qué quieren decir? ¿Qué nos cuentan?  Las casas deformes de los dibujos se asemejan a algunas casas de Van Gogh, pero como si las hubiera dibujado un/a niño/a  pequeño/a. Personajes fantásticos, gente común, dibujos encerrados en mil rallas de bolígrafo, manchas de colores en todas las direcciones, personajes que ocupan el margen izquierdo de una cartulina que se abre al blanco de la nada todo su espacio, como si le diera vergüenza estar en el centro del papel. Curioso. Y cada vez los dibujos me dicen más cosas de sus creadores. Ha pasado media hora y escucho una tos. Al principio de la sala hay una chica que observa atenta el dibujo del hombre lobo. Ya no estoy solo.

Entro en la segunda sala y ahí están las obras plásticas. Madera, cartón, escayola, alambre, tela. No sé muy bien la razón pero estas obras hablan más. Y me cuentan más de quienes las crearon (además las leyendas me informan también). ‘Un armario con ruedas’, curioso artilugio. Veo las ruedas y el armario, pero no veo la puerta. ¿O acaso si la tiene y soy yo quien no la ve?  Tres bustos de mujer se titulan ‘Atrapadas’. Las tres miran con la cabeza inclinada hacia abajo llorando lagrimas negras, y sobre su pecho surcos de tinta roja como la sangre. Se las ve tristes y es cierto que están atrapadas, pero ¿cuál es su cárcel?, y ¿porqué han sido condenadas? También está el hombre lobo. Grande, más alto que yo, altivo, desafiante.  

Me pongo a pensar en lo difícil que lo tienen estos artistas, y mucho más ahora, por los momentos que pasamos. Solo espero que esta gente que sueña como todos, que se ilusiona con su creatividad como todos, no caigan en el olvido social, pero mucho menos en el abandono social.  Pero pienso que eso no va a pasar. La sociedad es mucho más inteligente y mucho más justa que los gobiernos; que cualquier gobierno. De hecho, un simple individuo justo es mucho más inteligente que cualquier gobierno. Y hay cientos, miles, decenas de miles, millones de individuos justos y libres que pueden decidir la manera en que los gobiernos cuiden de esta gente. No son diferentes de los demás, salvo por el hecho de que seguramente necesiten más cariño, apoyo y respeto que otra gente. Y eso necesita atención, no abandono ni exclusión.

Ha pasado más de una hora y salgo de la exposición. En la puerta de entrada hay un grupo de unas quince personas con síndrome de Down atentas a las indicaciones de su profesora dispuestas a entrar. Me dirijo a la salida. Una de ellas me agarra del brazo y señala detrás de mí.  Si, en el suelo está la braga que me ha cubierto el cuello del frio esta mañana. La recojo, sonrío a esa mujer y le doy las gracias; pero ya no me hace caso, sus ojos están pendientes (como los de todos) de las explicaciones de la profesora. Y en todos ellos brilla la ilusión y el nerviosismo de lo que se van a encontrar, de lo que van a ver, de lo que van a experimentar, de lo que van a pensar. Los ojos no mienten. No hay mejor libro en el Universo que el que llevamos escrito en nuestra cara. Fácil de leer para algunos y difícil para otros, pero con un lenguaje universal que todos entendemos y que nos hace ser a todos iguales. Llevamos escrito nuestro ser a la vista de todos y nos comunicamos de igual manera unos con otros. Es de justicia pensar más en lo que nos une que en lo que nos diferencia, ¿no creéis?  

 

 

 

MACCHIAIOLI (Realismo impresionista en Italia)

24.11.2013 13:48

MACCHIAIOLI

La exposición de estos artistas italianos es realmente fantástica. Los Macchiaioli (manchistas) son los precursores de pintores impresionistas, y grandes dominadores de la luz y de la sombra. Merece la pena asomarse a este mundo unos minutos y apreciar su obra.

Las pinturas resaltan por su luz en las tenues y agradables salas de Mapfre. Una de las cosas que más me ha llamado la atención es que la mayoría de las obras están pintadas en formatos apaisados, más anchos que altos. Esto se debe a que estos artistas intentaban captar (sobre todo en la temática paisajista y rural) la amplitud del paisaje y toda la luz que les fuera posible. Al ver las pinturas podemos recordar esas fotografías panorámicas que hacemos en el campo con nuestras cámaras de fotos cuando queremos abarcar todo el paisaje. Es como si estos artistas pintaran con un gran angular. Otra de las cosas que llaman la atención es el tratamiento de la luz y de las sombras, realmente espectacular. Con el frio que hace en la calle, me entran ganas de meterme en uno de esos paisajes toscanos, de cualquier pueblo, y calentarme bajo el sol de la Toscana o descansar a la sombra de sus casas. Por cierto, no son sombras muy marcadas, sino hermosos degradados de la luz.

Al final me sorprenden unos cuadros del español Mariano Fortuny quien, en su corta vida, recogió gran influencia de estos artistas florentinos; y que, a su vez, inspiró a generaciones futuras de artistas españoles, auténticos maestros de la luz y de las sombras, como el genial Sorolla.   

Por último merece la pena ver el video que refleja esta pintura en el cine a través de los ojos de Luchino Visconti. El video muestra escenas de dos de sus películas más conocidas: Senso(1954) y el Gatopardo(1963). Al ver las escenas podríamos parar la grabación en cualquier fotograma y obtendríamos un cuadro de la exposición que acabamos de ver, así de sencillo y de bien ambientada resulta la grabación. Todo queda fielmente reflejado. La Toscana rural; las luchas y conflictos bélicos de la época en favor de la independencia italiana y la unificación de Italia; las escenas intimistas que retratan a los personajes de la época. Visconti refleja la belleza y la luz de estos 'macchiaioli' llevándolo a la gran pantalla.

 

Telemaco Signorini
La sirga, en Le Cascine de Florencia
[Detalle]
1864
Óleo sobre lienzo 

 

EL SURREALISMO Y EL SUEÑO

10.11.2013 19:43

                 EL SURREALISMO Y EL SUEÑO

 

La exposición del Thyssen me ha parecido muy original. El desarrollo de la misma nos lleva por diferentes salas, muy bien iluminadas, que dividen el recorrido en diferentes 'estados' o 'temática' de los sueños. Este viaje tiene espacios tan sugerentes como 'Los que abrieron las vías (de los sueños)', 'Yo es otro', 'La conversación infinita', 'Más allá del bien y del mal', 'Donde todo es posible', 'El agudo brillo del deseo', 'Paisajes de una tierra distinta' y 'Turbaciones irresistibles'. Además de cuadros de pintores altamente reconocidos, en la visita se pueden admirar también dibujos, collages, esculturas (Miró), fotografías y videos (Buñuel,Dalí...)  

La sensación que me produjo fue extraña; durante y después de la visita. Seguramente cada obra me dio mucho más que pensar que cualquier otro tipo de exposición de pintura (más evidente por su temática); incluso aquellas con obras de arte abstracto.

¿Quién no ha soñado que es perseguido por alguien a quien no ve? , ¿Quién no ha viajado flotando por lugares imaginarios, jugando a no poner los pies en el suelo? , ¿Quién no tiene construcciones oníricas propias, tan reales para nosotros en nuestro subconsciente, como se nos mostraba en la película de Leonardo Dicaprio (Origen), al interpretar a un ladrón de secretos del subconsciente?.

Es muy posible que algo de lo que veaís en la exposición no os diga nada, es muy posible que  algo de lo que veáis os recuerde la realidad distorsionada; es muy posible que algo de lo que veáis no lo entendáis, ¿quién puede entender el mundo de los sueños, si además pertenecen a otra persona?. Pero también es posible que algo, aunque sea un minúsculo detalle pintado en un lienzo o en una tabla, os recuerde a vuestro propio mundo onírico y os sintáis reflejados en él y lo comprendáis perfectamente porque forma parte de vosotros. Quizá esto ocurra durante el recorrido por la exposición y sepáis diferenciarlo con absoluta certeza. Pero lo que es seguro es que la exposición da mucho juego y una vez que estéis en la calle, nada mejor que compartir y hablar de  'vuestros sueños' con los amigos, con un par de cervezas muy frías o un buen café. Las sorpresas están aseguradas, y las risas también.

  

Salvador Dalí. Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes de despertar (1944)     !!TOMA YA!! ...

<< 2 | 3 | 4 | 5 | 6